Yo no elegí nacer. Así, a lo bruto. Tú tampoco, nadie lo hizo. Es una frase que yo, lamentablemente, le dije a mi padre alguna vez. Ahora mis hijos ya me la han devuelto parecida alguna vez.

Hay muchas cosas que no elegimos. Yo no he elegido quedarme sin vacaciones en navidad, ni cenar solos en casa, ni volverme a mitad de escapada del último fin de semana…. Tampoco he decidido nacer en el primer mundo ni tener luz, agua, etc. ni el amor de mis padres, familiares y amigos.

A veces nos instalamos en la queja, nos dejamos llevar por el contexto, el entorno o las circunstancias adversas. Entonces nos venimos abajo y dejamos de remar, nos dejamos llevar como si fuéramos una víctima de las circunstancias.

Para esos momentos puedes escuchar a Bart Farrell que nos explica cómo la frase «Nadie eligió nacer» le ayuda y la usan en su familia. Te ayudará a conectar con lo que sí puedes elegir. Puedes decidir muchas cosas:

  • Quedarte en el sofá o salir a por el día
  • Pasar desapercibido o lanzar saludos y sonrisas
  • Estar callado o decir cosas bonitas
  • Ir cabizbajo o regalar miradas cómplices
  • Criticar todo o apreciar lo bueno que ya hay

No elegiste nacer…. y yo no elegí bien la foto de este capítulo en Youtube 😉 ¿Y qué?