El café, sólo pensar en él me despierta una sonrisa. Pocas cosas levantan tantas pasiones como esta bebida.

El café de la mañana, ese café de nuestro bar o cafetería favorita. Es de las cosas que las personas más hemos echado de menos estas semanas. Porque en casa no sabe igual. Esa cafeína nos ayuda a arrancar el día, nos da energía.

Café para despertar

Fuente: Café Baqué en Instagram

¿Cómo estás de energía últimamente?

Llevamos varias semanas en plena vorágine de cambio. Vivimos una montaña rusa emocional constante. Muchos momentos de enfado, tristeza, pereza, cansancio….a veces se hace difícil avanzar.

Esta situación necesita de una profunda reflexión para poder adaptarnos. Y eso está asociado a un ritmo lento, a emociones densas como la tristeza. Sólo desde ahí podemos encontrar el nuevo camino. Por eso últimamente podemos vernos atrapados por esas emociones.

 

¿Cuál es tu ritmo habitual?

Vivimos en una sociedad que nos ha acostumbrado a correr, a crecer, a ser competitivos. Hay una definición de éxito y debemos pelear para alcanzarlo. Esforzarnos hasta conseguirlo, o caer extenuados.

Hemos construido un modo de vida en el que «el hacer» ocupa todo nuestro tiempo. Apenas tenemos momentos donde parar, pensar, cuidarnos. Parar para reparar. De hecho cuando paramos nos entran los remordimientos, una voz nos dice que «estamos perdiendo el tiempo». No estamos acostumbrados.

 

¿De dónde sacas tu energía?

Cuando tenemos esa sensación de cansancio en seguida buscamos fuentes de energía para activarnos. Nos ponemos música que nos enchufa, hacemos deporte que activa nuestras endorfinas o nos tomamos un café. Y el café es para proporcionarnos un buen despertar, para regalarnos una buena conversación, para disfrutar. La energía que necesitamos la tenemos que buscar dentro.

Porque si escuchas tu interior reconocerás qué energía necesitas en cada momento. Está bien ir rápido; y también está perfecto ir despacio, con tranquilidad. Si en esos momentos que necesitas calma tiras de café para inyectarte energía estarás activando tu cuerpo, y a la vez estarás durmiendo tu escucha, desactivando tu intuición.

 

Utiliza el café para un buen despertar y cuando necesites energía busca dentro de tí: ese es el mejor lugar para encontrar lo que necesitas en cada momento.

 

Pd.- Dedico este artículo con cariño a todas las personas de Café Baqué, con los que trabajo desde hace años. Personas generosas, amables, de esas que merecen la pena; una gran familia. Y una de esas empresas comprometidas con el entorno, con sus personas, con ganas de aportar a la sociedad más allá de buenos despertares. Les mando un abrazo y les doy las gracias, porque siguen haciendo todo lo que está en su mano para llevar el mejor café a los supermercados y cafeterías de cada barrio, por enseñarnos a conocer y preparar el café para que cada mañana empecemos con una sonrisa. Gracias compañer@s!