A la hora de empezar las vacaciones todos empezamos con mucho entusiasmo.

Ante el inicio de esta nueva «temporada» solo tengo una pregunta ¿Con qué animo la empiezas? ¿Cómo has vuelto?

 

Si lo haces con la ilusión de un niño que vuelve a la escuela la cosa va bien. Sino….busca y rebusca. Qué es lo que te hace sentir bien de volver y qué no. Y a partir de ahí comienza el curso con el objetivo de evitar en lo posible lo que te resta energía y de disfrutar al máximo de lo que más te gusta.

De tu actitud depende la mayor parte.

A por ello!!!!